Muestra III

LINGÜÍSTICA TEXTUAL EN LA CLASE DE ELE

Para la tercera muestra del portafolio he decidido seleccionar una actividad realizada para la clase de “Lingüística textual” la cual fue orientada por la profesora Laura Borràs Dalmau. He decido tomar una muestra de este curso en particular pues ha sido un área sobre la cual no tenía muchas expectativas y en algún momento llegué a pensar que sería muy difícil y aburrida, pero la verdad es que me ha sorprendido de buena manera, puesto que los contenidos trabajados fueron tratados de una manera clara y coherente, lo cual me permitió asimilar mejor, y aunque ahora no soy un experto en esta área, por lo menos tengo nociones más claras al respecto.

Son muchos los elementos que nos permiten sacar el mayor provecho en nuestras clases como profesores de lenguas extranjeras. El texto, tanto oral como escrito, es uno de ellos, y nos da la posibilidad de trabajar una gran cantidad de aspectos al mismo tiempo que nos ayuda a desarrollar en el  aprendiz diferentes habilidades en diferentes niveles, tales como: la comprensión de lectura, la comprensión oral, la producción escrita, y la producción oral, todo dependiendo de la estrategia metodológica que decidamos usar.  Sin embargo el desarrollar una competencia meramente lingüística no es suficiente, pues el aprendiente debe ser competente en otros aspectos para poder desenvolverse de manera natural. Aquí es donde encontramos el valor de los campos semánticos y léxicos. Generalmente al encontrarnos en situaciones comunicativas tenemos un referente el cual no mencionamos reiterativamente, o no por lo menos de manera explícita, pero al que sí hacemos referencia valiéndonos de diferentes elementos, en este caso elementos léxicos que nos lo permiten.

Los campos semánticos y léxicos nos dan esta posibilidad de volver a fijar  la atención en ese alguien o algo que queremos mostrar. Es decir,  nos permiten volver a él de muchas formas una gran cantidad de veces y así mantener un hilo conductor. En otras palabras nos permiten ser cohesivos y coherentes al mismo tiempo, ya que por medio de ellos se crean microestructuras que logran construir una idea mucho más amplia o una macroestructura que da fluidez al discurso ya sea oral o escrito y que reconecta a nuestro interlocutor.

No obstante si el aprendiente no cuenta con los conocimientos léxicos necesarios, le resultara más difícil el poder dominar la situación, por ello en el aprendizaje o adquisición  de una segunda lengua, en este caso el español, es necesario valernos de estos dos elementos para poder ampliar el mundo del aprendiz en la lengua que aprende o adquiere.  Los campos semánticos y léxicos posibilitan conectar con mayor facilidad una gran cantidad de ideas, pero también podemos mencionar otros conceptos que resultan muy útiles.

El primer concepto es el de progresión temática, la cual parte de un tema como trasfondo, situándonos en un contexto especifico y al cual se le asignan una cantidad de remas que logran ampliar la información sin perder de vista el referente. El segundo es el de los hipónimos y los hiperónimos, ya sea de manera muy específica como en el caso de los primeros o de manera más general, como en el caso de los segundos. ¿Pero cuál es la conexión de estos conceptos con los campos semánticos y léxicos? Podemos decir que van de la mano, puesto que  se apoyan en el léxico, y es este último el que utilizamos para formar los campos  semánticos y léxicos.

Ahora,  si analizamos detenidamente los campos semánticos y los léxicos, nos damos cuenta de que los segundos complementan a los primeros, ya que nos permiten agrupar palabras relacionadas de diferentes categorías gramaticales. Es decir, aumentan las posibilidades en torno a un mismo término o idea, lo cual resulta muy conveniente  en una clase de ELE, ya que podemos adaptarlos a diferentes estrategias para lograr beneficios en los procesos de aprendizaje. Se pueden realizar campos sobre diferentes temáticas, o por categorías gramaticales para ayudar al aprendiente a interiorizar el vocabulario nuevo, se pueden crear actividades alrededor de estos para que los alumnos creen vínculos u asociaciones que hagan más fácil aprender y también los podemos utilizar para realizar lluvias de ideas, para repasar temas o para introducir temas nuevos. En definitiva todo dependerá de nuestra imaginación.

Basados en lo anterior, la actividad que nosotros proponemos  creemos está relacionada con la temática desarrollada y al mismo tiempo ayudará al aprendiente a desarrollar sus habilidades comunicativas, recordar y ampliar su léxico, utilizar múltiples estructuras gramaticales y  usar su parte creativa al máximo. La actividad está pensada para un nivel B1 o B2. El propósito es la creación de un poema dadaísta. Nosotros le daremos a los estudiantes en grupos de dos o tres personas bolsitas con palabras, cada bolsa contendrá palabras pertenecientes a un campo léxico diferente, por ejemplo: amor, guerra, pobreza, arte, sociedad, política, religión, muerte y misterio. No obstante ellos desconocerán el campo léxico que les corresponde.   Después de haber realizado el poema, los estudiantes deberán socializarlo con sus compañeros y explicar lo que querían expresar con él. Finalmente el profesor escribirá en el tablero los diferentes campos semánticos a los que pertenecían las palabras para que ellos identifiquen el que les correspondió.

Como aprendizaje significativo de esta actividad puedo decir que logré entender la diferencia entre campo semántico y campo léxico.  También que me hice consiente que muchos libros de texto agrupan ciertos temas gramaticales con algunas temáticas en específico, lo cual permite al aprendiente crear vínculos y realizar asociaciones,  convirtiendo el aprendizaje casi en un juego donde el estudiante simplemente va encadenando los conocimientos para ponerlos en práctica. Y por último, pero no menos importante, que he trabajado con campos semánticos y léxicos sin saberlo y que estos han facilitado y beneficiado  mi labor como docente y los procesos de aprendizaje de mis aprendientes.

Muestra II

EXPLOTACIÓN DIDÁCTICA DE LOS TEXTOS LITERARIOS EN LA CLASE DE E/LE.

La segunda muestra que he seleccionado para incluir en el portafolio es muy reciente  y pertenece a la asignatura “Didáctica de los Textos Literarios en ELE” orientada por el profesor Jaume Batlle Rodríguez. He decido elegir esta muestra por varias razones: es la tercera vez que tengo la oportunidad de tener clase con este profesor y la verdad es que me ha gustado mucho su metodología de enseñanza y el tipo de actividades que plantea, además que su exigencia siempre va respaldada por excelentes procesos de retroalimentación, por lo cual siento que logro aprender mucho más. Además es una actividad que realicé en pareja con oros compañero, lo cual siempre supone un reto, pues se debíamos lograr compenetrar las ideas y que ambos estuviéramos a gusto con el resultado final. Por último, en el proceso que búsqueda de textos para trabajar en clase de LE tuve la oportunidad de toparme con uno de los poemas más hermosos que he leído “La ciudad de Konstantinos P. Kavafis” el cual se ha convertido ahora en parte de mi ciudad.

Cuando pensamos en la implementación de la literatura como ayuda para la enseñanza de lenguas extranjeras, nos encontramos frente a un vasto universo que se expande frente a nosotros y que puede ser percibido desde dos perspectivas: como una fuente casi inagotable de material a explorar o como un monstro incomprensible para los maestros, debido a su gran cantidad de matices, a la simpleza y complejidad que encierra en sí misma, a la gran cantidad de textos, autores, géneros y la posible dificultad que pueda presentar esta a los aprendientes, que son finalmente la razón principal de nuestra práctica.

Por ellos nos encontramos en este proceso de búsqueda y descubrimiento en el que intentamos desde lo poco que sabemos y desde la poca experiencia que tenemos como docentes, tres años más o menos, profundizar en el uso del texto literario en la clase de E/LE y al mismo tiempo proponer unas actividades que cumplan con el propósito de ayudar a los estudiantes a mejorar su competencia comunicativa, enfocándonos principalmente en la parte lingüística, pragmática y sociolingüística.

La literatura, además de ser una buena muestra de la cultura, supone un instrumento valioso para la formación lingüística y comunicativa de nuestros alumnos de español como lengua extranjera. Para llevar a cabo con éxito esta tarea, necesitamos una metodología adecuada, un material motivador y creativo, adaptado al nivel de los alumnos y además, una explotación didáctica que transmita conocimientos lingüístico-culturales sin desatender nunca la competencia comunicativa (Molina Gómez, Ferreira Loebens, 2009).

Para comenzar nos gustaría trabajar un fragmento del cuento  de la de la poetisa y novelista paraguaya Renée Ferrer quien es doctora en historia por la Universidad Nacional de Asunción. El cuento se llama CANCIÓN PARA SALVAR UNA VIDA de LA MARIPOSA AZUL Y OTROS CUENTOS…, 1997. Hemos decidido trabajar este texto pues consideramos que su escritura es sencilla de entender y con la suficiente fluidez para motivar al aprendiente.

El grupo está conformado por 10 personas procedentes de diferentes países: Italia, Francia, Alemania, Portugal e Inglaterra. Los aprendientes serán personas adultas con edades que van desde los veintiún años hasta los treinta años, además todos tienen diferentes profesiones y están aprendiendo español con diferentes fines. El enfoque de enseñanza que se sigue para impartir las clases será comunicativo y es importante destacar que los alumnos se encuentran en un ambiente de inmersión lingüística pues viven con familias colombianas.

  • Nivel: A2 – B1.
  • Contexto: Inmersión
  • Aprendientes: 10
  • Edad: adultos (21-30 años)
  • Nacionalidades: Italia (2), Francia (2), Portugal (2), Alemania (2) e Inglaterra (2).
  • Lengua materna del aprendiz: italiano, francés, portugués, alemán e inglés.

En la etapa de pre lectura nuestro objetivo será activar los conocimientos previos tanto a nivel lingüístico como sociocultural (cultura paraguaya) que los aprendientes tengan, así mismo intentaremos presentar vocabulario que facilite la posterior lectura del texto. La primera actividad que proponemos es un juego de concentración en el cual los aprendientes deberán formar parejas de la siguiente manera: imagen y palabra que describe esa imagen. Las palabras en este caso serán de dos tipos, verbos conjugados en imperfecto, por lo cual ellos deberán también indicarnos cuál es la forma en infinitivo del verbo y nombres de lugares de Paraguay. Es importante aclarar que los aprendientes ya han estudiado este tiempo verbal en sesiones anteriores. Para esta actividad los estudiantes trabajaran en dos grupos de cinco personas cada uno.

En la etapa de lectura esperamos que el aprendiente pueda reconocer las palabras trabajadas en la actividad anterior, también que pueda poner en relación partes del texto con textos que haya leído con anterioridad y por último que pueda extraer o ampliar la información que considere relevante.  En esta etapa se presentará el texto por medio de un proyector y se realizará una lectura en voz alta en la cual participaran todos los aprendientes. A medida que se vaya avanzando en el texto, iremos resolviendo dudas frente al vocabulario desconocido, intentando que los estudiantes, apoyados en la información que brinda el texto hagan suposiciones o si conocen la palabra puedan explicarla a sus compañeros. Igualmente se enfatizará en ciertos aspectos relevantes.

En la etapa de post lectura se trabajará una actividad adicional en la cual se le dará a los aprendientes definiciones y ellos deberán buscar la palabra que corresponda en el fragmento del cuento. Después se les pedirá a los alumnos que intenten imaginar en que año fue escrito el texto y por qué la autora hace alusión en su obra a grandes señores y leyendas, también se les preguntará sí conocen leyendas de sus países de origen y qué creen ellos que la escritora buscaba mostrar con el texto.

Para terminar,  como tarea adicional se le pedirá a los aprendientes que piensen en un final para el cuento. ¿Qué pasaría? Y luego se les mostrará el texto real para que ellos puedan compararlo con los propios.

El segundo texto que nos gustaría trabajar es un poema titulado La Ciudad del poeta griego Konstantinos Kavafis, el cual, aunque no fue escrito por un autor hispanoamericano, si creemos tiene en esencia un sentimiento universal con el cual todos nos podemos identificar. El grupo con el que se trabajará el poema será el mismo grupo que hemos descrito anteriormente, sin embargo esta vez deberán estar terminando el nivel B1 o comenzando el nivel B2.

En la actividad inicial de pre-lectura mostráremos imágenes de nuestra ciudad, Manizales, hablaremos de ella y les contaremos las experiencias más relevantes que hemos vivido aquí. Posteriormente les mostraremos imágenes de las ciudades de origen de cada uno de ellos y les pediremos que hablen de su ciudad y de las experiencias más significativas vividas por ellos. Con esto buscamos beneficiar la competencia oral de los aprendientes y conocer la manera en que se desenvuelven en su cultura.

En la etapa de lectura,  se leerá el poema enfatizando en el tiempo verbal futuro simple. A medida que se vaya leyendo los estudiantes podrán preguntar por el vocabulario que no conozcan y si un estudiante conoce el significado de la palabra podrá explicar el significado a sus compañeros. En esta etapa nos enfocaremos en revisar las conjugaciones del futuro para de esta manera trabajar la parte lingüística.

En la etapa de post lectura, los aprendientes deberán expresar su interpretación del poema, y contarnos cual creen que era la idea que el autor buscaba comunicar al escribir este poema. Tras escuchar a los aprendientes, mostraremos algunas interpretaciones realizadas por críticos literarios para así contrastar todas las ideas.

Como tarea final proponemos una actividad la cual ayudará a los estudiantes a desarrollar sus habilidades comunicativas, recordar y ampliar su léxico, utilizar múltiples estructuras gramaticales y  usar su parte creativa al máximo. Los aprendientes crearán un poema dadaísta. Ellos trabajarán en grupos de dos o tres personas, nosotros le daremos a los estudiantes bolsitas con palabras, cada bolsa contendrá palabras pertenecientes a un campo léxico diferente, por ejemplo: amor, guerra, pobreza, arte, sociedad, política, religión, muerte y misterio. No obstante ellos desconocerán el campo léxico que les corresponde.   Con la ayuda de las palabras que cada grupo tiene empezarán la creación de su propio poema, pueden utilizar otras palabras para complementarlo. Cuando terminen con su creación, los estudiantes deberán socializarlo con sus compañeros y explicar lo que querían expresar con él. Finalmente escribiremos en el tablero los diferentes campos léxicos a los que pertenecían las palabras para que ellos identifiquen el que les correspondió.

Para concluir, nos gustaría hablar de lo que ha significado para nosotros el desarrollo de esta actividad, la cual consideramos una de las más significativas que hemos realizado durante el Máster de Profesor de Español. Primero iniciamos con la lectura del módulo número cuatro, en el cual tuvimos un acercamiento al proceso lector,  el cual  se lleva a cabo en tres fases, descodificación, comprensión e interpretación. De igual manera, trabajando propiamente sobre el texto literario, nos concientizamos de la importancia que tienen los saberes culturales y el intertexto del lector al momento de hacer frente al texto literario, pues como lo indica Antonio Mendoza Fillola: la educación literaria es un proceso que incluye distintas facetas y que siempre está en dependencia con la formación del lector. La atención didáctica de la formación del lector tiene por eje de observación a la actividad del lector y a los componentes que intervienen en los procesos de la recepción (Mendoza, 2006).

Segundo, vimos la necesidad de realizar una investigación más amplia para poder cumplir con la actividad, pues nos dimos cuenta que no contábamos con los saberes necesarios para trabajar un texto literario en la clase y tampoco teníamos realmente un referente de cómo utilizar este tipo de textos en una clase de LE. Analizando nuestro propio proceso como aprendientes del inglés, del francés y del italiano, nos dimos cuenta que nuestros profesores no utilizaron el texto literario como material didáctico con el fin de mejorar nuestra competencia comunicativa en la lengua meta.

Tercero, la verdad es que no se nos ocurría que textos trabajar y que actividades derivadas de dichos textos proponer para poder cumplir con los lineamientos de la actividad y poder beneficiar el desarrollo de las competencias lingüística, pragmática y sociolingüística en los aprendientes.

Por último sólo nos queda por decir que, si bien es cierto que nos falta mucho por aprender en cuanto al uso del texto literario en la clase de LE, reconocemos su importancia no sólo como material didáctico que puede ayudar a los aprendientes a mejorar su competencia comunicativa, sino también como una herramienta que nos puede ayudar a cambiar la percepción que se tiene frente a la literatura en un país como Colombia, en el cual los índices de lectura son realmente bajos.

Bibliografia