Punto de Partida

!Hola a Todos!

Mi nombre es Uriel Fernando Barrios Osorio, tengo 27 años, de nacionalidad colombiana y licenciado en lenguas modernas de la Universidad de Caldas del año 2012. Mi experiencia como docente la inicié en la Alianza Francesa de Manizales, en la cual tuve la oportunidad de laborar como docente-practicante durante 6 Meses. Posteriormente trabajé en el área de inglés en la Universidad de Caldas, en un programa especial denominado English for UCaldas durante año y medio y desde agosto del 2014 trabajo como instructor de inglés para el SENA, una institución pública de orden nacional, la cual brinda formación gratuita a millones de colombianos.

Durante mi experiencia, la cual considero aún poca, en la enseñanza de lenguas, principalmente inglés, he tenido la posibilidad de mejorar mis habilidades en la elaboración de material y actividades didácticas para el aprendizaje, en el trabajo colaborativo y en el manejo de relaciones interpersonales.

El año paso tuve la posibilidad de realizar un diplomado en ELE, y desde entonces, siento una profunda emoción por la enseñanza de mi lengua materna. Por el momento sólo he tenido la posibilidad de dar un curso particular en ELE con PRELEX, un programa especial de la universidad de Caldas, al igual que algunas clases particulares.

Este año también he tenido la posibilidad de realizar un diplomado en docencia universitaria y el curso de la plataforma Blackboard 9.1 para desempeñarme como tutor virtual. De ambos destaco el fuerte componente en el manejo de las TIC que están revolucionando el mundo educativo y que por mi parte no había integrado muy bien en mis clases. Pero mejor tarde que nunca.

UNA IMAGEN MIL PALABRAS

Cuando reflexiono sobre el aprendizaje de una segunda lengua,  inmediatamente viene a mi mente la idea de una re significación del mundo que conozco;  no sólo como hablante de español, sino como un individuo perteneciente a un grupo social determinado y a todas sus expresiones culturales,  que de una u otra manera han  moldeado rasgos importantes de mi identidad.

Tomando esto como punto de partida, creo que es ese mundo que ya conozco, es decir mi mundo, el que me da los insumos a partir de los cuales comienzo a darle nuevos significados a las cosas y comienzo a aprender. Sin embargo este proceso no es sencillo. Para empezar me siento agobiado por los disparos interminables de información, por todo aquello que siento que debo aprender rápidamente pero que al final no es tan fácil,  luego me doy cuenta que mi aparato fonatorio no responde de la manera que yo quisiera y que mis oídos no discriminan los sonidos de la manera correcta, encuentro barreras tanto físicas como  cognitivas, aun así no me rindo, sigo adelante y poco a poco, por medio de la practica constante voy superando los obstáculos que me encuentro en el camino y de pronto me doy cuenta que de ese estado de caos en el que me encontraba fui avanzando a un estado un poco más calmado, en el cual todo se va organizando y va tomando forma nuevamente. 

Al iniciar nuestro proceso de aprendizaje, ya tenemos como referente nuestra lengua materna, por eso debemos comenzar a amasar y moldear nuevamente nuestro mundo, tratando siempre de integrar el nuevo conocimiento no como algo completamente aislado, sino como un una rama más del ese árbol inmenso que es  el lenguaje. De esta manera iremos apropiándonos del nuevo código e iremos formando un entorno más amplio al integrarlo a la lengua que ya poseíamos.

Más el código no es lo único que aprendemos. A medida que vamos adquiriendo vocabulario, expresiones, normas gramaticales y afianzando nuestra competencia lingüística, también vamos aprendiendo sobre las manifestaciones culturales y costumbres que traen consigo el aprendizaje de una lengua 2. Es decir nuestro mundo toma nuevas dimensiones al poner todo lo que conocemos frente a una nueva cultura. Comenzamos a tener una perspectiva más grande y nuevos puntos de vista que antes nos eran ajenos, para finalmente hacernos a una competencia comunicativa, la cual considero, sería el objetivo primordial al adquirir una lengua extranjera.

¿Cómo lo logramos? El proceso de aprendizaje no es del todo sencillo y necesita de mucha práctica, de experimentar y no tener miedo a equivocarnos para poder avanzar y ser más proficientes. Necesita de mucho color, vida, creatividad, imaginación y también unas buenas dosis de realidad, ya que independientemente del papel que desempeñemos, sea como docentes o como aprendices, debemos tener claro que la lengua vive a través de sus usuarios y si estamos enseñando algo vivo, debemos encontrar una manera  de llevar esa vida a los salones de clase.

Desde mi experiencia como profesor de lenguas extranjeras creo que el reto más grande que enfrento es motivar a los aprendices y mantener esa motivación. Desafortunadamente en mi país las personas no poseen una cultura que se caracterice por tener autonomía en el aprendizaje y la cantidad de horas que los estudiantes tienen semanalmente no son suficientes para que se vea un avance significativo. A pesar de mis intentos constantes por crear espacios y actividades que les permitan una práctica contante, he notado que no se realizan esfuerzos suficientes por mejorar en un 90% de los casos.  

Frente a esta nueva aventura que me he dado la oportunidad de empezar tengo un montón de expectativas por cumplir. Siento que tengo mucho por mejorar en mi labor docente y con respecto a la enseñanza de ELE creo que soy una tabula rasa. Quiero aprender mucho sobre la didáctica del español, sobre cómo abordar la gramática de una forma comunicativa, quiero aprender sobre el uso de los textos literarios en el salón de clase pues siempre he creído que a la literatura no se le da el valor suficiente en la enseñanza de las lenguas extranjeras en la actualidad y quiero aprender a trabajar en un aula multicultural ya que por ahora no he tenido esa experiencia.

Considero que he elegido el programa correcto que me ayudara a cumplir mi meta de ser un mejor profesor. Además siento que tengo la fortuna de hacer parte de un grupo muy diverso del cual aprenderé mucho.

Anuncios